sábado, 8 de julio de 2017

Finito sin límite

Tus bodegas esconden el mayor de los tesoros encontrados. Los piratas me saquearán y torturarán para que tan preciado botín sea suyo. Lucharé aunque la muerte me bese la frente y las fuerzas me flaqueen para no volver.

Resurgiré entonces como el viejo de Hemingway y lucharé contra aquel pez que me devuelva mi integridad y mi vida.

El espíritu luchador se apoderará de mi para que juntos, con nuestra mente y estrategia, no tengamos que utilizar arma alguna y salgamos a flote en la escarcha más fría del Polo Norte.

En mis manos irán un pergamino y una pluma que haga que entre nosotros se escriba la caída de la barrera que separa tu carmín de mi cuello.

Más tardé volaré entre tu valle glaciar y nos convertiremos en infierno mientras resurgimos de las cenizas del Fénix.

No habrá lugar para lamentos y no habrá cabida para nadie que quiera cortar el tronco que juntos cosechamos.

Gritaremos y arderemos entre gemidos hasta subir a la cima más caliente del Everest mientras nuestros ojos miran a un finito sin límite.

Ven, sacude y vuela. Ven, rompe y palpita. Ven, y si quieres, surcaremos en barca el más profundo de los Océanos.

miércoles, 14 de junio de 2017

En busca de un Vis a Vis

Nunca supe como escribirte una carta y en muchas ocasiones no he sabido perderme entre los andares de tu carmín. Mi voz no puede gritar y anda entre rejas por ti. Simplemente busco un vis a vis que pueda fusionar el sudor de nuestros labios. Es difícil como el mar no puede abarcar nuestras miradas, y como el sol no quema ya nuestros infiernos.

Impresiona. Impresionan nuestros revoloteos e impresiona como la sangre ya no corre por el cielo que construimos. Las farolas iluminan la habitación vacía que dejamos, y las bombillas de mi ojos explotan cuando estallo en horizontal. 

Por lo vivido y lo bebido. Por las esquinas sin cobrar que forjamos. Por el sexo y tus besos. Por nosotros y por ellos. Por los filtros y las desganas. Por el monte de tu cuerpo y por perderme en él. Por meter mis orejas mientras te sujeto.

Suéltame y saltemos. Volaremos con los ojos cerrados y viajaremos por cajas de horrores, pero siempre con final feliz. Por poner el ancla y bajar por los toboganes de tu cuerpo. Me encanta como me deslizo por él.


Por mis pelos y mis antiguos celos. Por mis cerros y tus perros. Por ti y por mi. Por saber que solo existe una señal de stop que lograría parar mis impulsos animales por ti.

lunes, 5 de junio de 2017

Nuestro amor nunca será correspondido

Sal de mi cabeza, que sin ser una persona física, has hecho más daño que otra cualquiera. 

Nos conocimos hace dos años 
y desde entonces me has acompañado.
Mi cama fue nuestro refugio,
y yo no supe frenar tantos disturbios.

Me acariciaste y me besaste como ninguna,
follaste hasta perder el control con mi soledad diurna.
En esas noches, te echaba de menos,
solo quería hablar y entretenerme sin celos.

La cerveza me besaba las venas,
y con ella nunca te soltabas la melena.
No sabías que hacer con ella,
la mataste porque sabías que siempre te frena.

Sabías como causarme un terremoto,
y yo intentaba golpearte, mejor estando solo.
Siempre repetías males como un loro,
para que te fueras, te daría un soborno.

Vete y no vuelvas.
No ves que solo causas mareas.
Vete y no vuelvas,
no serás bienvenida a cualquier verdad resuelta.


lunes, 6 de marzo de 2017

Microrecuerdos.

El tiempo es el mejor médico para las ganas de volar. Si vuelas, volaremos. Si caes y te rompes, mi botiquín será tuyo.

Mírame a los ojos, y escupe de una vez tu ansia.
Mírame a los ojos, y llora mi puto infierno.
Mírame a los ojos, y di que te vas.
Mírame a los ojos, y sangra tus árboles.
Mírame a los ojos, y piensa en tu cárcel.
Mírame a los ojos, y quizás, si quieres, podamos volver a borrar cicatrices.


La luz duerme, pero mis ganas son más potentes.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Prueba. Me.

No surquemos el fuego volcánico del polo norte. No creas ni crees falsos mitos llegado de países inundados en líquidos desconocidos. Ponme que me pones. Tírame encima y deja que te escale centímetro a centímetro.

Prefiero ver el sostén de tus labios navegando por mis bosques de verdes. Prefiero saber ser sin ser tuyo. Prefiero besar sin besar tus palabras. Calla, desfoga y quema. Prueba, husmea y esnifa. Me.

Te arrancaré la piel con tus propias uñas y morderás las almohadas sin saber por qué. Me morderás mis letras y me marcarás los tejidos internos de mi ser y de mi espalda. Ahogarme entre tus blancos muslos y bájame como tu regla.

Písame el pulmón y límpiame las heridas con tus lagrimas de fénix desfogado. No llores si no es con curvas en tu cara positivas y llórame si es de placer mutuo. Cógeme sin aviso y avísame en tu barco.

No me quieras con amor esta noche, que yo te querré con amor mañana. No me busques entre tus cajones, y encuéntrame entre tus preliminares. Juguemos a ser dos, manipulando el tiempo entre orgasmos. Juguemos a ser dos, sin follarnos.

lunes, 14 de noviembre de 2016

Espíritu polar.

Podrás perforar la piedra situada en las más profundas minas del Valle de la Soledad. Jugar y gemir de placer intentará el dedo que busca entre las cicatrices de tu piel un suelo firme al que pisar sin odio. 

Se marcha, marcho y tiemblo. Me ve, veo y no hay tiempo. Me toca, toco y no pienso. Me planta, planto y poco a poco muero. 

Me llora, lloro y salto. Me viaja, viajo y no falto. Me grita, grito y armo. Me coge, cojo y me quedo fielmente anonadado. 

Cada surco de su piel es un gramo de todo lo que sus ojos aguantaron. Cada ventana cerrará los mares mojados de la gravedad del asfalto. Píntame y no sueltes tu vida aunque te lleven al infierno más alto. 

No soy poeta pero tampoco remero. No soy fuego ni estoy entero. Me falta el aire, y poco a poco hiervo.

No me vengas con estupideces voladas de un carro lleno de lagrimas enlatadas. Que Kubrick no conoce contigo simetría ni Neruda falsos versos de la no sabiduría.

Que inspiras a las falsas luces fundidas de valentía. Que podré ser cobarde, por no enfrentarme a mis miedos, pero podría hacer un escudo, con tu carmín, tu pelo y tu cuerpo. 

jueves, 3 de noviembre de 2016

Felicidades cariño ❤️

Llegaste. Te fuiste y volviste a llegar.

No te fuiste, me dejaste volver a tocar tus mejillas. 

El poro que conforma cada gramo de mi piel se estremece ante la miel de tus labios. Cada sonrisa que desprendes se ve reflejada en cada espejo que conforma mi vida. Cada lágrima que desprendes se incrusta en mis manos y no me deja dibujar la curva más bonita situada a unos diez centímetros de tu olfato esclarecido por la profundidad de campo de tus ojos. 

 Que me da igual Béjar. Pekín, Berlín o un pueblo de la Armuña mientras pueda recorrer el mapamundi de tu cuerpo. El Pangea se queda pequeño ante el recorrido no guiado de ti. 

Que tu pelo liso al igual que una planta en verano hace que seas el comienzo de esta gran historia que comenzo en septiembre de 2013 y sigue en noviembre se 2016.

Que te querré y te idolatrare por tu fuerza. Que un campeón olímpico se queda fuera de tu actuación por tu brillo en Broadway. 

No seas tan tu y se más la María revolucionaria con ganas de comerse el mundo. 

Que tus bragas duermen mejor que que mis manos el día antes. Que eres mi sol.

Nunca pienses que lo mejor va a ser lo que ve la gente.