domingo, 15 de octubre de 2017

Un juego y tres esquinas

Estamos soñando con puercos,
e intentamos fumarnos el viento.
Nos follamos como dos muertos,
intendo bajarme del cielo.

No quieras que surja el momento,
no piensen que todo me invento.
No creas que intento estar cuerdo,
no siempre fuimos eternos.

Quiero volar y ver el infierno,
quiero tocarte en tu juego,
perderme entre tus cleros,
y viajar donde nadie lo ha hecho.

Puede que todo esto, que surgió como un entretenimiento,
se hiciese más grande para no encontrarme en tu pelo.

sábado, 14 de octubre de 2017

Suicidio de varios egos

No sé, pero es extraño ese punto sin ego. Es extraño ver como todo lo que nos rodea se hace cada vez más grande y ver piedras del olimpo que se estampan contra tus cueros.

Ese ego que haría que la muerte no se entere o que simplemente no haga que quiera cantar en discotecas de mala muerte con el demonio a mis espaldas mientras me bebe.

Veo un falso rojo escapándose azotando un montón de mesetas que riego cada día sin esperanza, sin pasión, sin alegrías o sin antiguas hazañas.

Cada recuerdo clava una pequeña navaja en cada poro de mi mente, y sin fuerza alguna, mirando el cielo, ya no sé qué que cueva siente.


Esperaré sentando en mi ventana, mirando tu culo pasar en cada hoja de papel, o esperando poder volver a tener ese incendio que me haga volver a creer.

miércoles, 11 de octubre de 2017

Caricias de un carmín

Puede que miles de veces pensase que no estabas ahí, o que simplemente jugábamos a un juego en el que los dos sabíamos que perderíamos.

Puede que cientos de veces pensase que dejaríamos de volar, o que simplemente yo no supe construir las alas de este avión.

Puede que miles de veces la balanza se correspondiese con los dos, o que simplemente no supe poner el peso adecuado.

Puede que cientos de veces dudase de que tu pelo taparía todo, o que simplemente cerraría los ojos para no ver el punto muerto en que estábamos.

La soledad es para cobardes, dicen algunos, otros dicen que el amor es para valientes. Para gente con principios. Para gente que sabe cargar con el mundo a sus espaldas.

Mi opinión es otra con respecto a lo que he vivido. Pienso que la soledad es para los valientes que no se atrevieron a decir las cosas comportándose como cobardes. Que aquel que supo amar y recibir afecto y caricias de un carmín que te sabes de memoria, sabe lo que es vivir. Y Neruda, ese puto sabio, como bien tituló, confieso que he vivido.

sábado, 8 de julio de 2017

Finito sin límite

Tus bodegas esconden el mayor de los tesoros encontrados. Los piratas me saquearán y torturarán para que tan preciado botín sea suyo. Lucharé aunque la muerte me bese la frente y las fuerzas me flaqueen para no volver.

Resurgiré entonces como el viejo de Hemingway y lucharé contra aquel pez que me devuelva mi integridad y mi vida.

El espíritu luchador se apoderará de mi para que juntos, con nuestra mente y estrategia, no tengamos que utilizar arma alguna y salgamos a flote en la escarcha más fría del Polo Norte.

En mis manos irán un pergamino y una pluma que haga que entre nosotros se escriba la caída de la barrera que separa tu carmín de mi cuello.

Más tardé volaré entre tu valle glaciar y nos convertiremos en infierno mientras resurgimos de las cenizas del Fénix.

No habrá lugar para lamentos y no habrá cabida para nadie que quiera cortar el tronco que juntos cosechamos.

Gritaremos y arderemos entre gemidos hasta subir a la cima más caliente del Everest mientras nuestros ojos miran a un finito sin límite.

Ven, sacude y vuela. Ven, rompe y palpita. Ven, y si quieres, surcaremos en barca el más profundo de los Océanos.

miércoles, 14 de junio de 2017

En busca de un Vis a Vis

Nunca supe como escribirte una carta y en muchas ocasiones no he sabido perderme entre los andares de tu carmín. Mi voz no puede gritar y anda entre rejas por ti. Simplemente busco un vis a vis que pueda fusionar el sudor de nuestros labios. Es difícil como el mar no puede abarcar nuestras miradas, y como el sol no quema ya nuestros infiernos.

Impresiona. Impresionan nuestros revoloteos e impresiona como la sangre ya no corre por el cielo que construimos. Las farolas iluminan la habitación vacía que dejamos, y las bombillas de mi ojos explotan cuando estallo en horizontal. 

Por lo vivido y lo bebido. Por las esquinas sin cobrar que forjamos. Por el sexo y tus besos. Por nosotros y por ellos. Por los filtros y las desganas. Por el monte de tu cuerpo y por perderme en él. Por meter mis orejas mientras te sujeto.

Suéltame y saltemos. Volaremos con los ojos cerrados y viajaremos por cajas de horrores, pero siempre con final feliz. Por poner el ancla y bajar por los toboganes de tu cuerpo. Me encanta como me deslizo por él.


Por mis pelos y mis antiguos celos. Por mis cerros y tus perros. Por ti y por mi. Por saber que solo existe una señal de stop que lograría parar mis impulsos animales por ti.

lunes, 5 de junio de 2017

Nuestro amor nunca será correspondido

Sal de mi cabeza, que sin ser una persona física, has hecho más daño que otra cualquiera. 

Nos conocimos hace dos años 
y desde entonces me has acompañado.
Mi cama fue nuestro refugio,
y yo no supe frenar tantos disturbios.

Me acariciaste y me besaste como ninguna,
follaste hasta perder el control con mi soledad diurna.
En esas noches, te echaba de menos,
solo quería hablar y entretenerme sin celos.

La cerveza me besaba las venas,
y con ella nunca te soltabas la melena.
No sabías que hacer con ella,
la mataste porque sabías que siempre te frena.

Sabías como causarme un terremoto,
y yo intentaba golpearte, mejor estando solo.
Siempre repetías males como un loro,
para que te fueras, te daría un soborno.

Vete y no vuelvas.
No ves que solo causas mareas.
Vete y no vuelvas,
no serás bienvenida a cualquier verdad resuelta.


lunes, 6 de marzo de 2017

Microrecuerdos.

El tiempo es el mejor médico para las ganas de volar. Si vuelas, volaremos. Si caes y te rompes, mi botiquín será tuyo.

Mírame a los ojos, y escupe de una vez tu ansia.
Mírame a los ojos, y llora mi puto infierno.
Mírame a los ojos, y di que te vas.
Mírame a los ojos, y sangra tus árboles.
Mírame a los ojos, y piensa en tu cárcel.
Mírame a los ojos, y quizás, si quieres, podamos volver a borrar cicatrices.


La luz duerme, pero mis ganas son más potentes.